martes, 8 de agosto de 2017

Piscineando

¡Buenos dias a tod@s!

Hoy una entrada con poca letra y mucha foto para enseñaros los vestidos que me hice para las vacaciones y que estoy usando mucho por lo cómodos y versátiles que son.

Los llamo vestidos piscineros porque los uso principalmente , primero para ir a la playa y para ir a la piscina, aunque también los estoy usando para ir a comprar o a tomar algo de manera informal.
Son vestidos confeccionados en punto con licra. Son fáciles de confeccionar y dependiendo del
calzado que uses, sirven para ir a la piscina o como vestidos troteros.





Este primer vestido fue el que hice en junio, cuando pudo empezar a coser y había acabado de corregir una buena tanda de exámenes. El diseño no es mío, pero el patrón si,
es un vestido confeccionado en tela de licra que tenía y que ya había confeccionado 
dos biquinis, uno para mi hija y otro para mí que podéis ver aquí,
Es un vestido que uso muchísimo y me resulta supercomodo.
Lástima que no me haya hecho ninguna foto con el. :-(, aunque Lady luce muy bien con el.




El siguiente vestido es uno que hice en una tarde con un retal que compré en donde
mi amigo Paco la tarde anterior por un precio irrisorio. Es muy fácil de hacer y en tres horas
esta hecho, si no surge ningún contratiempo.
Use una camiseta de tirantes como patrón y lo único que hice fue alargar hasta los tobillos dándole vuelo a la parte de la falda.







El último vestido es igual que el anterior, la diferencia es que estreche más la parte de la espalda y
lo deje más corto, para darle vuelo le metí unos godés a ambos lados, dejando uno
de los lados abierto.







Con los retales que quedaron de ambos me hice una especie de diademas para sujetar el pelo,
el largo es una especie de turbanteque podéis verlo puesto en una de las fotos. El otro es una tira larga, tipo bandana, para atar.

Bueno chic@s os dejo con muchos besos costuriles hasta la próxima entrada,  
que será ya mismo, para ponerme al día.

¡Hasta la próxima!






jueves, 3 de agosto de 2017

Off-shoulder dress



¡Hola a tod@s!




Hoy os traigo un vestido recién acabado de rematar y planchar.




El otro día navegando por Pinterest vi un vestido que me gustó y enseguida me puse a cavilar para hacerme uno parecido, no igual, ya que como no me guardé el pin he sido incapaz 
de volver a encontrarlo!

Lo primero fue buscar entre mi arsenal de telas, una tela que le fuera como 
anillo al dedo a la hechura que quería. Una tela con caida y con un bordado.
Esta no es exacatamente lo que buscaba para hacer el
vestido, pero me alegro de haberla usado porque ha quedado muy bonito.

El vestido está confeccionado en una batista bordada y el forro es una viscosa 
blanca. Para el patrón usé un patrón básico de blusa y le quité la parte de arriba. 
El primer problema que se me planteó fue que lo corté demasiado amplio,
pero como es una tela muy fina pensé que iba a tener mucho vuelo.
Pero para mi decepción, cuando ya estaba casi terminado, me lo probé y parecía 
una mesa camilla, me sobraban como tres tallas.
Estuve  a un tris de acabarlo y venderlo, pero al final me decidí 
arreglarlo y ajustarlo a mis medidas.




Me tocó descoserlo todo y quitarle 8 centímetros de cada parte, delantero y trasero.
Volví a coserlo y esta mediodía al terminarlo lo probé ya vi que me quedaba 
bien, asi que cosí las gomas. rematé todas las costuras. 

Yo considero que la buena costura se ve sobre todo en los remates de las prendas,
o por lo menos eso es lo que se me ha enseñado mi madre toda la vida.

Viendo las fotos he descubierto que la parte de adelante tiene dos bordados y la parte de atrás 
tiene el bordado centrado. ¡Yo creo que si lo hago adrede no me sale tan bien!





Ahora listo para estrenar y hacerme unas cuántas fotos para enseñároslas por IG.








Ahora me voy a rums
a enseñarlo y a ver que han hecho otras rumseras.


¡Besos costuriles y hasta la próxima entrada!