jueves, 12 de enero de 2017

Sulley

¡ Hola atod@s !



Parece que la normalidad vuelve a nuestras vidas y con ello las rutinas que nos ayudan a tod@s 
a centrarnos en el día a día y a aplacar las penas y no pensar en ellas.
Con la rutina vuelve la ilusión de volver a publicar en el blog y enseñaros esas 
pequeñas cositas que voy haciendo poquito a poco.


Hoy os traigo una prenda que tenía muchas ganas de hacer, y aunque al principio no era lo
que yo pretendía, el resultado ha sido altamente satisfactorio, por lo menos para 
mi.
Os cuento la historia de este chaquetón o abrigo corto, como queráis llamarlo.
La tela azul la compré donde mi amigo Paco, fue un retal que liquidaba y que nada más 
verlo me encantó, cuando lo fui a pagar me dijo que donde iba con esa
tela tan fea, a lo cual le contesté que cuando viera la prenda hecha iba a 
alucinar, como hizo ayer cuando fui a comprar un par de cosas que me 
hacían falta. 


El retal no era muy grande, y para colmo, estaba cortado trasquinado, es decir, que era más largo de un lado que de otro. Pero me gustó tanto el color que se vino conmigo para casa.
Mi intención era hacer una torera de manga francesa para poner con un vestido para nochevieja.
Cuando me puse a cortarlo, pensé en una hechura sencilla, tiré de la revista patrones y saqué el patrón de a chaqueta con manga ranglan y bolsillos en la costura delantera.



Una vez me puse a cortarlo, toda una odisea para poder sacar todas las piezas, vi que podía hacerlo más largo, pero el problema era que hacía yo con un chaquetón con mangas francesas. 
Me fui a mi "stash" ( llámese la cantidad de retales que tengo guardados) y busqué 
entre unos que tenía había uno marrón que contrastaba bastante. (Ya sabes si no coordina que contraste.) y corté el trozo las mangas para hacerlos largos. Una vez en prueba me pareció un pegote, así que como tenis suficiente tela corte para prolongar el chaquetón y convertirlo en abrigo corto.
Me gustó el resultado, y lo dejé así. 
Después vino el come come de que ponerle, si dejarlo sin nada, con broches o  lo que veis en la foto, no lo busquéis por ningún sitio porque no lo vais a encontrar.
Asi  que agudizando el ingenio me fabriqué estos "chismes",cogi dos elementos( no sé cómo se llaman) y les puse dos mosquetones. Lo que fue una odisea fue coserlos a mano, me tocó descoserlos dos veces, porque cuando los cosí ya tenía el forro cosido, así que me tocó descoserlo, coser los chismes y volverlo a coser.



El nombre de la entrada viene a que el día que lo estrene, en nochevieja, mi sobrina me dijo 
que parecía Sully ( llámese al monstruo azul de Monstruos SA), me hizo gracia la 
ocurrencia de mi sobrina y por eso lo he puesto de título de la entrada.
Lo que si os puedo decir es que si decidís coser este tipo de tejidos, cortarlo y coserlo cuanto antes, ya que suelta pelos, pelusas, etc... lo más apropiado para alérgicos ;-P



Como me quedaron unos cachitos decidí hacerme una cartera o bolso pequeño que ha quedado 
bastante mono, tuvo muchos elogios cuando lo subí a IG. El bolso es de pelo por delante, combinado las dos telas y por detrás con una tela de tapicería que use cuando hice el bolso con
las asas de piel que podéis ver aquí y al que añadí una cinta que rompiera el contraste entre 
los dos colores. Use la cadena del bolso que hice para una boda, lo único que hice fue una correa
de piel que le puse un mosquetón y el zapatero me cerró con un remache.





Espero que os gusten mis creaciones tanto como a mí y me lo hagáis saber por medio de 
vuestros conentarios.

Bueno chic@s me voy a rums a enseñar mis creaciones y a ver lo
que han hecho otras rumseras.
Besos costuriles y hasta la próxima entrada.

10 comentarios:

  1. Jajaja es verdad q te pareces a Sully!
    Ese bolso también me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ¿ verdad? a g lo único que me falta es la estatura !! Me alegro que te guste y gracias por tu comentario. 😉

      Eliminar
  2. Me parece que te ha quedado muy chulo y todo un acierto el haberlo alargado, debe ser calentito y le vas a dar uso. Y el bolso monísimo.
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilia, me alegro que te guste. El abrigo es supercalentito y me ha venido muy bien para afrontar las bajas temperaturas que hemos tenido.

      Eliminar
  3. Vaya con Pedro, las costureras tenemos super poderes para ver lo que nadie ve. Donde cualquiera ve un trapo, nosotras vemos un sin fin de posibilidades y da igual que la tela tenga taras o lo que sea, a más dificultad mejor nos va, como me decías... Desde luego tu bonito conjunto es un ejemplo, si hubiera habido suficiente tela no hubieras combinado y no tendrías ahora un chaquetón tan bonito. La cartera es ideal ¡Vaya lujo! no te tienes que preguntar ¿Qué bolso le pega? Ya viene de serie...Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si Sol, cuanta menos tela tengamos o tara tenga más bonita queda la prenda porque buscamos combinaciones o las hechuras que resultan son complicadas por la carencia de tela hace que el resultado sea una prenda única. Paco queda alucinado cuando ve sus telas convertidas en creaciones.Y con respecto al bolso fue por aprovechar esos trocitos de tela que quedan y te da pena tirar, el resultado como ves ha quedado estupendo y me quito un quebradero de cabeza a la hora de elegir bolso.
      Besos!

      Eliminar
  4. Vaya maravilla! Qué bien te va a venir para este frío que tenemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Laura, muy bueno para combatir este frío invernal.

      Eliminar
  5. Vaya creatividad y talento, de lo que nadie se atrevía ve nada mas lo que hiciste, enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edith por tus palabras.
      Un saludo.

      Eliminar