martes, 26 de julio de 2016

Unselfish sewing

¡Buenas a tod@s!

Antes que nada felicitar a todas las Anas, yo tengo unas cuantas en la familia, mi abuela materna se llamaba Ana y yo casi , cosa que no me hubiese importado, pero por circunstancias familiares mi madre me puso su nombre y así evitó disputas familiares.

Una vez felicitadas todas las Anas y por qué no los Joaquines, vamos a la entrada que os traigo hoy.
El título quiere decir costura desinteresada , much@s de vosotr@s sabéis que yo únicamente coso para mí y algunas veces le hago cosas a mi hija.

Pues esta vez le ha tocado al papá, un pantalón vaquero pirata, much@s os preguntaréis cómo se me ha ocurrido meterme en ese berenjenal, la explicación es sencilla, antes de irnos de vacaciones 
mi señor marido me dijo que quería un vaquero corto, no demasiado, para las vacaciones, 
salimos a comprarlos, y después de recorrer unas cuantas tiendas no encontró ninguno
que le gustara, así que ni corta ni perezosa le dije que se lo hacía yo.




Cogí el pirata que tiene y empecé a sacar el patrón a partir del suyo, lo quería igual, aunque 
me permití el lujo de quitarle un corte de la parte trasera y un bolsillo delantero, que no servía 
para nada y me iba a dar muchos quebraderos de cabeza.
Sacar el patrón supuso unas cuantas horas, cortar todas las piezas, que son unas cuantas 
también llevó un tiempecito.





Lo más complicado o lo que me dio más trabajo fue la bragueta, tuve que desmontar la cremallera 4 
veces hasta que quedó bien, los bolsillos no me dieron demasiado trabajo e 
incluso customicé  los bolsillos traseros con sus iniciales.



Al final quedaron bastante bien, el tiro delantero hubiese necesitado un par de centímetros 
más pero quedó bastante bien.Los pespuntes de la cintura no me quedaron tan bien como me hubiese 
gustado, pero es muy difícil que te queden rectos cosiendo con una máquina 
de coser doméstica.




Creo que el reto que me puse yo solita lo he conseguido, ¿o no?




La otra prenda que le he hecho a mi hija es un bluson ombliguero, como yo lo llamo, que 
le gustó en una tienda, pero la tela era muy mala, así que comoré una gasa que le gustó 
y también la pasamaneria que he usado para hacer los tirantes.




En un principio el blusón iba a llevar dos capas, pero al final le gustó corto y lo dejamos así, 
aunque yo hubiese puesto las dos capas, pero como era para ella se lo dejé a su gusto.




Hasta aquí la entrada, en la próxima os enseñaré un bluson que me he hecho aprovechando 
telas que me quedaron de hacer tras prendas.

Besos costuriles y hasta la próxima entrada que será dentro de unos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada